Síntomas

La neumonía no es un resfriado ni la gripe. Síntomas como la fatiga, dolor en el pecho y dificultad para respirar pueden aparecer sin advertencia, y pueden ser graves. Ciertos síntomas, como la tos y la fatiga, pueden durar por semanas o más.

Pase por encima de la imagen para ver algunas de las muchas maneras en que la neumonía neumocócica puede afectar su cuerpo.